Make your own free website on Tripod.com

 

 

                 Somos un pueblo con futuro..!

 

  Vitrina I Noticias I Misión I Afiliación I Miembros I Documentos I Enlaces I Inf. de Interés I

 

   Noticias

 

Antes los indicadores económicos

Fedecámaras optimista, pero atenta

 

Recientemente, la doctora Albis Muñoz, presidenta de Fedecámaras, hizo una presentación de lo que considera será el comportamiento de la economía venezolana para el 2005.

Nuestra Unidad de Análisis Económico y Legislativo ha concluido el análisis de las diferentes variables, tanto Macroeconómicas como Microeconómicas, esto nos permite dar algunas perspectivas con relación al desarrollo económico que esperamos para el año 2005.

Ese análisis nos ha llevado a señalar que estamos optimistas, pero nos vamos a mantener muy atentos. Por qué optimistas, porque ese análisis nos dice que el Producto Interno Bruto (PIB) se mantendrá en crecimiento, mantendrá ese impulso que tuvo en el año 2004 y finales del 2003 y que podría colocarse entre el 5 y 6 %, siendo conservadores; esto significaría que nuestro PIB podría llegar de nuevo a los cien mil millones de dólares (100.000.000$), con un ingreso per cápita de 3.800, es importante señalar que ese ingreso per cápita está por debajo del que tuvimos en 1998 que era de 4000 o fue de 4.300 $,

En cuanto a la inflación, otra variable muy importante para esta perspectiva, vimos como el año 2004 se desaceleró y cerró alrededor de un 19.2 %; nosotros estimamos que con un esfuerzo, tanto del sector público como del sector privado la inflación pudiera continuar bajando. Estimamos que estaría alrededor de un 18 % , claro hay que estar atentos porque un 18% es todavía una inflación muy alta, seguiría siendo una de las inflaciones mas altas de la América latina, pero es evidentemente una desaceleración de los niveles que hemos tenido en estos últimos tres (3) años.

 

En cuanto al desempleo, lo colocamos alrededor de 1.3 millones de desempleados, lo cual estaría al rededor de un 12 o 13%; aquí también hay que estar atentos, y es para nosotros motivo de preocupación, porque la mayoría de los empleos que vemos son empleos de carácter temporal, el empleo de carácter temporal, causa inseguridad y angustia en la población de trabajadores. Es importante que nosotros podamos generar puestos de trabajo que sean estables, este es un problema que confronta Venezuela y toda América latina.

 

El gasto público genera por lo tanto, en los consumidores, expectativas de corto plazo y no de largo plazo, lo cual le da una cierta incertidumbre a las perspectivas económicas; el problema más grave que ha tenido Venezuela en lo últimos años es la inmediatez en cuanto a decisiones y expectativas como éstas, pues precisamente no permiten la planificación del sector empresarial a mediano o largo plazo.

 

Existen algunas señales mixtas que es importante evaluar. El caso de la cesta petrolera, nosotros no podemos negar que dependemos del ingreso petrolero en gran parte, aún cuando es importante, es motivo de optimismo que el ingreso por vía de impuestos ya superó ligeramente, y que según las expectativas de este año puede superarlo mayoritariamente, al ingreso petrolero por todo el trabajo que se esta haciendo desde el SENIAT.

Este es un motivo de optimismo porque eso nos quitaría un poco la dependencia tan grande que tenemos del ingreso de la cesta petrolera, nosotros consideramos que para mantener el nivel de crecimiento del PIB alrededor del 5 o 6% tendríamos que tener el ingreso petrolero al rededor de 30 $ el barril.

El gasto publico como motor de crecimiento estimamos que se va a mantener generando un déficit fiscal, un déficit público entre 4 y 5% del PIB; una de las cosas que se le señala como debilidad a la economía venezolana ese incremento en déficit público, pero desde el punto de vista netamente teórico económico, niveles del 4 o 5% son manejables.


Las reservas internacionales estimamos que se mantendrán alrededor de 22 mil millones de dólares, suficientes para hacer frente a todas las importaciones de más de un año, es decir, que con un nivel de reservas internacionales en este orden, estamos fuertes en cuanto a posibilidad de importación.

La tasa de interés activa también observamos que pudiera mantenerse en un 20%, aún cuando para la actividad económica es importante que la tasa baje y si las expectativas de inflación están alrededor del 18%, pues lo ideal sería que pudiéramos tener la tasa activa también en esos niveles.

Algunas otras señales que son importantes evaluar es la permanencia de los controles, tanto de cambio como de precio. Nosotros hemos venido señalando, y lo sostenemos, que los controles no son lo ideal para el desarrollo económico; ya hemos visto como los controles de precio, en rubros como la harina precosida, el caso de la leche, están significando trastornos en el mercado y en el abastecimiento.

La afectación de la actividad privada por la transferencia de funciones a nuevos ministerios puede verse como una expectativa positiva, también es cierto que tenemos que empezar a ajustarnos nosotros en la parte privada, para hacerle frente a esos cambios burocrático.

Algo que sigue siendo una debilidad de la economía venezolana es el problema de la inversión, nosotros necesitamos, aquí está una de las atenciones en que permanentemente vamos a estar enfocando nuestros análisis, la generación de ambiente para que la inversión se incremente.

En cuanto a algunos sectores, en particular el sector gas y petróleo, pues siguen siendo los rubros más importante para la economía venezolana, y hay algunas cosas sobre las que hay que poner atención. Hay múltiples ofertas de negocios, pero observamos que no ninguna de ellas termina de concretarse, luego, el no conocer ampliamente el plan de negocios de inversiones de petróleo, causa también incertidumbre en ese sector y lo que ayuda a esta incertidumbre es que no se conocen los estados financieros de PDVSA, desde el 2002 hasta el 2004.

En la medida que la empresa rinda cuentas y conozcamos todos cómo es el manejo de Petróleos de Venezuela, pues en esa medida se creará confianza. Venezuela no atiende al aumento de la demanda energética por cuanto no ha aumentado su producción; creemos que ahí se están cediendo mercados, pero vemos con atención el cambio de preferencia hacia otros mercados, así como es caso del mercado asiático, específicamente el caso de la china, hay muchas expectativas con relación a esto por la lejanía de los mercados asiáticos, que por supuesto significa un incremento en cuanto a transporte y a fletes marítimos específicamente.

En el sector agropecuario también hay algunos puntos en los cuales poner atención; el problema no es la falta de tierra, sino la escasez de planes integrales, tanto en el agro como todo lo que ello significa: la seguridad agroalimentaria. Consideramos que es importante la discrecionalidad de la interpretación de la Ley de Tierra, la proliferación de los llamados decretos Zamoranos y por supuesto que observamos que hay una política divorciada, enfocada hacia lo micro sin la concepción del efecto integral; en este sentido, es importante que los análisis tanto del gobierno, como de sector público, salgan enfocados hacia la creación de verdaderas cadenas de productividad, es decir, que haya una verdadera integración entre lo que es la producción

primaria, el proceso y la comercialización, solo así nosotros podremos estar dando verdaderas señales en el sector agropecuario.

En el caso de la construcción, los planes de viviendas populares deben apoyarse en la experiencia del sector privado. El sector de la construcción ha hecho grandes esfuerzos para presentar propuestas muy concretas, que resolverían al mediano plazo el problema de la vivienda.

En el caso de industria, hay algunos signos que deben de ser tomados en cuenta por el sector industrial del país. El gasto publico fomenta la expansión de la demanda, esa expansión de la demanda puede ser aprovechada por nuestro sector industrial; igual como los planes de desarrollo endógeno, es importante que haya una incorporación del sector industrial a la discusión de los proyectos.

En el caso del comercio, pues existen indicios de que este sector ha entrado en un franco proceso de reactivación, apuntalado por la intensidad del gasto publico, ojalá y aquí esté la atención en que podamos, no sólo basarnos en el gasto público, sino de alguna manera en un incremento sostenible de la demanda.

En el caso del turismo Venezuela, crece en cuanto a posibilidades porque ya sabemos que se incrementaran las corrientes turísticas hacia el Caribe y eso debe ser aprovechado por Venezuela; consideramos como positivo la creación del Ministerio del Turismo.

Hay algunos puntos pendientes en los que hay que trabajar, ahí estarían las distorsiones que se crean por el gasto cíclico y el déficit público, que evidentemente pueden convertirse en un talón de Aquiles del crecimiento económico, por supuesto el manejo de la deuda, el manejo que se le de tanto a la deuda externa y a la deuda interna, que sabemos que creció tanto en los últimos años, y por supuesto, es necesario el fortalecimiento institucional, tanto a nivel público como a nivel privado.

Sabemos que en los últimos años hay un debilitamiento de las instituciones y es necesario reforzar esa institucionalidad en el país, nuevamente señalamos el caso de las inversiones; es necesario trabajar mancomunadamente para lograr nuevas inversiones que precisamente permitan crecer y crear puestos de trabajos y el punto que viene siendo punto de debilidad en Venezuela, que es la estabilidad Jurídica, el cambio permanente de las normas no favorece ni ayuda al desarrollo económico.

Cuál es gran reto que nosotros vemos en este momento para Venezuela, para nuestro país, es que el crecimiento económico que se genere pueda ser sostenible y sustentable, qué significa esto, que ese crecimiento económico hay que verdaderamente transformarlo en desarrollo humano, es decir, que el crecimiento económico empiece a generar calidad de vida en el venezolano, si eso no se logra no hay desarrollo; ese verdaderamente es el gran reto para Venezuela en los próximos años.

Tenemos pues que diseñar políticas publicas, apoyadas en modelos de crecimientos que aprovechen los desarrollos tecnológicos y por supuesto que aproveche la economía de escala, para un desarrollo que pueda ser realmente sustentable y sobre todo, justamente distribuido entre la población venezolana.

Viernes 28 de Enero de 2005

  

 

 

 

 

Copyright © Cámara de Comercio del Municipio Ortiz. Estado Guárico 2004

|APROGUARICO. Sector Bucaral Ortiz. Venezuela Cel: 04144653396 | 0416-3489670|0246-6290094.

E-mail: camaracomercioortiz@starmedia.com ]